Editorial Moda y Derecho

Editorial Moda y Derecho

typorama (45)

Buen miércoles para todos! Aquí nos encontramos renovados luego de haber disfrutado del hermoso sol de la perla del sur, la ciudad de Encarnación en Paraguay. En próximos días le estaremos contando qué fuimos a hacer allí.

En la Editorial de hoy queremos compartir con Ustedes una serie de conceptos para explicarles la multiplicidad de negocios en materia publicitaria.

Los contratos de publicidad pueden ser entendidos como aquellos que  celebrados entre un anunciante y una agencia, por el cual ésta se encarga de la programación, preparación, creación y ejecución de la publicidad a cambio de una contra prestación.

En nuestro país existe la particularidad que no hay una ley que regule específicamente el tema de contratos publicitarios. Sino normativa aislada que regula diferentes aspectos, por ejemplo en lo que refiere a publicidad engañosa y comparativa previsto en la Ley de Relaciones de Consumo Nro 17.250.

En forma más específica encontramos la reciente promulgación de la Ley Nro. 19.307 de Ley de Medios. Regulación de la presentación de servicios de radio, televisión y otros servicios de comunicación audiovisual.

En cuanto a lo que constituye el elenco de contratos publicitarios podemos encontrar tres variedades:

Contrato de creación publicitaria:

Es aquel contrato mediante el cual  una persona se obliga a elaborar un proyecto de campaña publicitaria a cambio de una contra prestación que abonará el anunciante o la agencia.

Contrato de difusión:

Es aquel contrato que se celebra  entre el anunciante o agencia y el medio de publicidad a través del cual éste permite la utilización publicitaria de unidades de espacio o tiempo a los primeros.

Contrato de patrocinio:

Es aquel contrato por el cual una persona, patrocinado, a cambio de ayuda económica para la realización de su actividad deportiva, benéfica o cultural, se obliga a colaborar con la publicidad del patrocinador. Dentro de este contrato se pueden encontrar diferentes niveles de ayuda económica,  apoyo, auspicio y esponsoreo. Esto se verá reflejado no solamente en la cuantía de la ayuda económica sino también en el espacio de publicidad que se le da al patrocinador.

Los contratos publicitarios pueden ser usados de diferente forma, de manera más clásica para poder aparecer en televisión y prensa escrita.

En el caso del mundo de la Moda y Diseño visualizamos la potencialidad de su uso en plataformas de comercialización por Internet (shopping-on line); para la realización de eventos tales como desfiles, lanzamiento de marcas, muestras.

¿Cuál es la importancia de dejar por escrito un contrato de publicidad? el quedar claramente expresadas las reglas de juego. El patrocinador tiene la expectativa de que su marca o producto aparezca en el evento y esa forma de aparecer tiene que quedar clara para ambas partes. De esta forma evitar descontentos y malos entendidos, además de asegurarse en contar con ese patrocinador para futuras actividades.

Si quieres saber más sobre contratos publicitarios o deseas recibir nuestro asesoramiento contáctanos a: modaderecho@gmail.com

Blogger responsable:

Ana Paula Rodao.

Directora de Moda y Derecho.

 

A %d blogueros les gusta esto: