Editorial Moda y Derecho

Editorial Moda y Derecho

typorama-57

La Editorial de hoy la dedico a una reflexión que ha surgido a través de los diferentes proyectos en los que estoy participando.

Cuando tradicionalmente un Profesional del Derecho asesora busca que la idea o empendimiento de su cliente se adapte a las estructuras empresariales que conoce.

Pero al comenzar a asesorar he aprendido que el tipo de moda que se hace es la que dictamina el tipo de empresa a tener.

Sin dudas la forma de hacer y concebir la moda también implica la noción que se tiene de la economía y el mercado.

Para los proyectos de Fashion Fast las sociedades comerciales son la forma legal más recomendable,  dada la vertiginosidad de sus producción y la venta masiva requiere una estructura empresarial donde su objetivo funcional sea percibir ganancias.

En cambio cuando lo que se busca desarrollar son marcas de Moda Sostenible, las Cooperativas aparecen como una buena opción por basarse en pilares de economía y producción solidaria. Además permite generar la participación y asociación con comunidades artesanales locales.

Afirmamos nuevamente que la Industria de la Moda necesita un asesoramiento de autor, sensible a sus necesidades y comportamientos. No se trata de encasillar ideas en formas legales sino crear y aplicar el Derecho con ingenio e innovación para lograr empresas eficientes, modernas y que reflejen la verdadera esencia del proyecto.

Por eso Moda y Derecho se está transformando en una forma nueva de asesorar, lo que nos diferencia es nuestra visión e involucramiento con el sector.

“La creatividad no consiste en una nueva manera, sino en una nueva visión”.

Edith Wharton

A %d blogueros les gusta esto: