Comunicación Editorial Moda y Derecho

Editorial: Sobre el sueño de Emprender y sus esfuerzos

En estos días me ha tocado preparar y dar varias charlas para emprendedores tanto de la Moda, del Diseño como también de otras áreas.

Sin dudas cada vez que tengo la oportunidad de dirigirme a un grupo de emprendedores lo que busco es poder alentarlos, demostrarles que el Derecho es una herramienta que suma; que el conocimiento de ciertos aspectos ayudan a construir el valor de la marca.

Pero cuando me pregunto ¿cuál es el mensaje más importante que tengo que transmitirles?, ¿soy yo una emprendedora como para transmitir un mensaje positivo? Es ahí donde miro para atrás y veo el camino que he recorrido con Moda y Derecho Fashion Law, una idea que empezó como un sueño, el sueño de ejercer mi profesión de manera diferente, de poder trabajar todos los días de lo que estudié. En el proceso de formación parece que hay casi una fórmula mágica, una vez obtenido un título, un conocimiento o habilidad casi de forma automática los clientes y el éxito tocan a tu puerta. Es de locos! Ni en la película más romántica el Príncipe Azul toca la puerta ni en la situación más ideal las oportunidades van a visitarte a tu casa.

Cuando tu proceso fue de construir un pensamiento estructurado, un estereotipo profesional y darte cuenta que el mundo moderno pide que fluya, pide que seas creativo, empático, todo pero absolutamente todo para lo que te preparaste no es así, la gente, los negocios las oportunidades se gestan de otra manera, es allí donde te tuviste que volver emprendedor.

Porque el sueño era estudiar, era tener un conocimiento o habilidad, ofrecer un servicio, tener clientes, tener éxito. Porque emprender es volver los sueños realidad y esa realidad implicaba que actualizáramos nuestro outfit.

Es por todo este proceso que vivi, donde sin pensarlo y buscarlo me volví una emprendedora es que aprendi que el esfuerzo por cumplir los sueños no tienen límites. Si estas leyendo este post y piensas en tirar la toalla, te digo que te aferres a tu sueño, que lo sientas que lo vivas y ahí vas encontrar la fuerza vital para seguir adelante.

El post de hoy se lo quiero dedicar a alguien que ya no está, que emprendió un nuevo viaje hace unos pocos días y que dulcemente cuando no podía me miraba y me decía: “Mi santa Usted puede, borre y vuélvalo a intentar”.

Para mi Santa querida.

Ana Paula Rodao.

Directora de Moda y Derecho Fashion Law.

A %d blogueros les gusta esto: